EdG: 300

0

Esta escena, aparte de ser una escena de motivación bastante buena, tiene una lección escondida importante.

En ella se pone de relieve que el valor proporcionado por cada persona a una determinada tarea es diferente. No es lo mismo traer un soldado espartano a la batalla que un herrero de otra ciudad griega.

En las estimaciones de nuestros proyectos es algo que veo que muchas veces se olvida. El esfuerzo se suele medir en jornadas. Pero después tienes gente que es capaz de hacer el trabajo en menos tiempo que otros. Y no sólo eso, la elección de la persona nos afectará a:

  • El tiempo de desarrollo puede ser muy diferente. Pudiendo llegar a ratios de 10 a 1.
  • El coste también es diferente, por la eficiencia y coste del empleado.
  • Los riesgos asociados son diferentes.
  • La calidad del resultado también es diferente

No es lo mismo comenzar un proyecto con un equipo formado por espartanos, que por arcadios, y eso habría que tenerlo en cuenta.

About author

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y Master in Advanced Studies, pero se ha metido de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert y va en camino de certificarse como PMP. Actualmente trabaja en Idiso, empresa de servicios de distribución hotelera, como responsable de desarrollo y soporte del área de proyectos web e integraciones.

No comments

Te puede interesar...