EdG: El Padrino

0

La escena de esta semana es un clásico que se utiliza en muchos sitios para mostrar puntos clave en la negociación. Aquí todos rechazan parte de sus pretensiones para lograr un punto de encuentro. Pero no la he traído por esto. La he traído porque creo que es un ejemplo de evaluación de decisiones.

Don Vito Corleone plantea claramente que, a la hora de justificar su decisión, no se fija en el pasado, sino en el futuro. Lo pasado, allí queda. Nuestras decisiones afectan al futuro, por lo que sólo debemos fijarnos en ese futuro. No desea vengar a su hijo, sino proteger a su otro hijo. Por supuesto que el pasado nos sirve para aprender, pero sólo para estimar mejor el futuro.

Esto es algo que muchas veces se olvida en la gestión de proyectos o de servicios, pero que hay que tenerlo presente. Que un proyecto lleve gastado el 150% del presupuesto original no debe ser un motivo para cancelarlo. Lo que debe ser un motivo para cancelarlo es que los beneficios esperados sean menores al coste que queda para conseguirlos.

About author

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y Master in Advanced Studies, pero se ha metido de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert y va en camino de certificarse como PMP. Actualmente trabaja en Idiso, empresa de servicios de distribución hotelera, como responsable de desarrollo y soporte del área de proyectos web e integraciones.

No comments

Te puede interesar...

Desmotivando con premios

Una de las maneras más lógicas de motivar a tu equipo a ser cada día mejores es con la zanahoria de un premio. A priori ...