Dando vueltas al concepto de buen lider

0

Acabo de leer un artículo sobre cómo debe ser un buen jefe y de los problemas a los que se presentan. El artículo, publicado en el diario el Mundo, cita las 15 características de un buen lider, según una experta en psicología.

Las 15 características son:

  1. Es claro y va de frente
  2. Trasmite valores y es coherente con ellos
  3. Se responsabiliza de sus éxitos y fracasos
  4. Es prudente y se muerde la lengua
  5. Saca la cara siempre por los suyos
  6. Se gana el respeto a través del esfuerzo y la entrega
  7. Es positivo
  8. Se preocupa por el bienestar y calidad de vida de sus jugadores y empleados
  9. Es un elemento motivador dentro del grupo
  10. Delega y delega bien
  11. Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre sus miembros
  12. Sabe adecuar su estilo de liderazgo a las distintas personas
  13. Pone objetivos desafiantes e invierte esfuerzo en conseguirlos
  14. Es creíble y fiable ante los suyos
  15. Es inteligente

Una primera lectura me hace pensar en que todo lo que dice es obvio y que estoy de acuerdo. Pero cuando achino los ojos un poco y mi pensamiento crítico se pone en marcha veo que realmente no estoy tan de acuerdo con esta lista. Así que voy a darle un “repaso” a la lista comentando y sacando punta a las frases.

Es claro y va de frente

Bueno, ser claro es una característica de la asertividad. Ir de frente también. Yo lo traduzco en decir la verdad y tu opinión aunque sea mala para el que la escucha. Yo si hago algo mal, quiero saberlo. Pues lo mismo hago con los demás.

Los juegos de tronos no tienen cabida en un buen lider.

Ahora, un matiz: ir de frente con lo que vale la pena ir de frente. No conviene convertirse en defensor de causa perdidas, ponerse a arreglar el jardín de otro o en abogado de pleitos pobres.

Trasmite valores y es coherente con ellos

100% de acuerdo. Y hago hincapié en lo de trasmitir valores. Y no los tuyos propios sólo. Sobretodo hay que trasmitir los valores de la organización.

Bueno, por ahora estoy de acuerdo en 2 de 2.

Se responsabiliza de sus éxitos y fracasos

Aquí empezamos a tocar hueso. No estoy de acuerdo. El líder no se responsabiliza de sus éxitos y fracasos, sino que se responsabiliza de los éxitos y fracasos de su equipo. Si has sido un líder cojonudo y tu equipo la caga, tú la has cagado. No hay vuelta de hoja.

Responsabilizarse de tus propios fracasos es un tema de ética profesional (buena ética desde mi punto de vista). Responsabilizarte de los fracasos de tu equipo, eso es madera de líder.

Es prudente y se muerde la legua

Llamadme quisquilloso, pero creo que esta línea y la primera se contradicen.

Claro, supongo que la autora se referirá al matiz que he indicado, hay que ir de frente con lo que vale la pena ir de frente. Si es así, estamos de acuerdo.

Saca la cara siempre por los suyos

Siempre, no. Hay que sacar la cara cuando se ha hecho bien. Si tu equipo la caga, hay que entonar un mea culpa y decir “la hemos cagado”. Un líder que siempre defiende a su equipo, hagan lo que hagan, sólo consigue que su palabra quede en entredicho.

Desde mi punto de vista, hay que responsabilizarse de los actos de tu equipo. Cuando te vienen diciendo “Pepito ha hecho esto mal” se contesta con un “Sí, lo hemos hecho mal. Estamos trabajando en evitar que pase otra vez.”. Vamos, que las individualidades del equipo en los fracasos desaparecen.

Y si tienes una mala hierba en tu equipo, hay que ser capaz de cortarla. Defender a quien no lo merece, puede desmotivar al resto del equipo.

Se gana el respeto a través del esfuerzo y la entrega

Bueno, se gana el respeto y punto. El cómo dependerá de cada momento. Esfuerzo y entrega no siempre son garantía de respeto.

Aquí hay para escribir un artículo entero, sólo de como ganarse el respeto de tu equipo.

Es positivo

Es positivo, cuando hay que serlo. ¿Que vivimos, en los mundos de Yupi? Cuando las cosas van mal y hay que trasmitir el peligro y el riesgo, pues se trasmite.

Lo que hay que hacer es conseguir motivar, pero ¿positivo?.

Se preocupa por el bienestar y calidad de vida de sus jugadores y empleados

100% de acuerdo. Ya lo comenté en este artículo.

Es un elemento motivador dentro del grupo

Fácil de decir, difícil de conseguir. Pero sí, estoy de acuerdo.

Delega y delega bien

Y lo más importante, sin perder la responsabilidad sobre lo delegado.

Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre sus miembros

Más que fomentar, consigue. Fomentar no garantiza conseguirlo. El buen líder consigue que su equipo sume o multiplique el valor que entregan por trabajar juntos. Consigue la comunicación. Consigue autonomía de ese equipo. Consigue que el valor entregado vaya en la dirección adecuada.

Sabe adecuar su estilo de liderazgo a las distintas personas

Más que adecuar el estilo de liderazgo, es la comunicación o la respuesta ante los distintos sucesos. Tiene empatía suficiente como para ponerse en el lado de cada uno de los miembros de su equipo y ver que necesitan de su líder.

Pone objetivos desafiantes e invierte esfuerzo en conseguirlos

Ya, como las moscas en una ventana. Se han puesto el objetivo desafiante de cruzar al otro lado y no paran de darse coscorrones para conseguirlo. No. Un líder no pone objetivos desafiantes, pone objetivos alcanzables. ¿Invierte esfuerzo en conseguirlos? Se preocupa en quitar las barreras que le surjan al equipo para que lo consigan.

Es creíble y fiable ante los suyos

Sí, pero ¿por qué?. Porque nunca miente. Ni tampoco miente por omisión. Con eso se consigue la credibilidad.

Es inteligente

No necesariamente. Sí, para cualquier puesto, la inteligencia es un valor añadido. Pero es más una cuestión de destacar en las cualidades precisas de ser líder, que ser alguien muy listo.

Por supuesto, la inteligencia aporta. Pero no lo pondría yo en una lista de las características de un buen líder. Y si lo ponemos, pues ya de paso ponemos guapo y que vista bien. Por pedir que no quede.

About author

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y Master in Advanced Studies, pero se ha metido de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert y va en camino de certificarse como PMP. Actualmente trabaja en Idiso, empresa de servicios de distribución hotelera, como responsable de desarrollo y soporte del área de proyectos web e integraciones.

No comments

Te puede interesar...

EdG: En busca de la felicidad

Hoy os traigo una escena de esta película que seguro que no veré dos veces. ¿Qué puedo decir? No me va lo de llorar viendo películas. Pero ...