El valor de una certificación ITIL

14

Últimamente estoy viendo a compañeros certificarse por exigencias de nuestros clientes. Y esto me ha vuelto a abrir el debate mental de qué valor tiene una certificación ITIL. Además, como estoy inmerso en obtener la certificación PMP, no puedo evitar hacer comparaciones entre ambos esquemas. Si estás pensando en certificarte, creo que este artículo te interesa.

Los niveles de certificación

Lo primero que hay que tener en cuenta es la gran cantidad de certificaciones ITIL que hay. En total son 13 certificaciones diferentes:

  • ITIL Foundations
  • ITIL Practitioner
  • 9 ITIL Intermediate (5 grupos de procesos y 4 roles)
  • ITIL Expert
  • ITIL Master

El esquema anterior de ITIL, en su versión 2, tenía sólo dos niveles: Foundations y Service Manager. Era parecído al CAPM y PMP del PMI. El resultado principal de tener tantos niveles de certificación es que muy poca gente lo conoce y por lo tanto no saben diferenciar entre un nivel u otro. ¿Qué certificación es la que te aporta más valor?

Requisito

Primero de todo recalcar que es posible que la certificación sea un requisito de una organización. No hay muchas que lo requieran, pero las hay. Si ese es el caso, es innegable que aportan valor, en el sentido que te permiten acceder a la plaza. Es como un título universitario para poder acceder a un determinado puesto de funcionario. ¿Sirve el título para ese puesto? Muchas veces no, pero se exige un título.

El valor de ITIL Foundations

¿Qué implica certificarse de ITIL Foundations? Implica hacer un curso de menos de una semana y un examen de tipo test, realmente fácil de pasar. Si haces el curso de lunes a jueves, dedicando un poco por las tardes a empollar, el viernes haces el test y probablemente apruebes. Si no, siempre puedes volver a hacer el test.

Desde mi punto de vista una persona certificada en ITIL Foundations sólo está certificando que conoce el vocabulario, o que hubo un momento en que lo sabía. Porque la realidad es que la gran mayoría de certificados en Foundations que no han trabajado en una organización basada en ITIL no entienden la diferencia entre incidencia, petición o problema. Y no hablemos de conceptos como error conocido, CI o CMDB.

¿Aporta algo certificarte? Creo que sí. Es barato y poco esfuerzo y te permite decir que estás certificado en ITIL. Y es que esa es la realidad, la gente publica en su currículo que está certificada en ITIL. No dicen que están certificados en ITIL Foundations. Esto no pasa en otros esquemas. La gente no dice que está certificada en PMBOK o por el PMI, dice que tiene un CAPM o un PMP. La gente no dice que tiene una certificación cisco, dice que tiene un CCNA, un CCNP, etc. Esto permite que con sólo sacarte un cursillo con un pequeño examen ya taches la casilla de ITIL y te equipares al resto de gente con las otras certificaciones.

La prueba de esto es la gran cantidad de certificados en este nivel.

Por otro lado creo que las organizaciones que apuesten por ITIL como su forma de gestión sí que obtienen valor al exigir que todo su equipo esté certificado en Foundations, ya que al menos asegura que conocen el vocabulario (o que deberían).

El valor de ITIL Practitioner

En teoría es una certificación que dice que sabes llevar a la práctica los conocimientos del Foundations. Desde mi punto de vista no es más que una manera de sacar pasta. No creo que nadie valore un Practitioner por encima de Foundations, por lo que no te permitirá destacar. Además creo que los conocimientos de un Practitioner son equiparables a los de un Foundations.

Resumiendo, creo que han intentado crear un híbrido entre Foundations y el Expert, sin conseguirlo.

El valor de los ITIL Intermediate

Aquí llega el caos. 9 certificaciones diferentes sobre diferentes aspectos. Cada una de ellas certifica que tienes un conocimiento profundo de la teoría de ITIL en un área concreta. Es como si PMI sacase certificaciones por cada área de conocimiento. ¿Aporta valor? Creo que para acceder a posiciones concretas en una organización grande sí que pueden diferenciarte del resto. Por ejemplo, si estás intentando dibujar tu perfil como gestor de cambios puede diferenciarte el tener una certificación en Service Transition o en Release, Control & Validation. Más que nada porque deja claro a quien lea tu currículo que estás enfocado a ese puesto, y no a lo que pueda salir.

Pero estos niveles sólo certifican un conocimiento profundo de ITIL en ese área. No certifican tu habilidad para resolver situaciones reales. En ese sentido la orientación es muy diferente a la de un PMP, ya que se examina su capacidad para llevar proyectos en situaciones realistas. Aquí si te memorizas el libro adecuado de ITIL y tienes un poco de sentido común, puedes aprobar. No hablo de experiencia, hablo de sentido común. Tampoco te exigen demostrar experiencia. Por ello creo que ir a por estas certificaciones sin experiencia es posible, pero ¿nos aporta valor? Yo no contrataría para un puesto de gestor a alguien sólo porque esté certificado. Debe tener experiencia en posiciones como mínimo cercanas a ese puesto.

Quitando eso, el 99% de la gente que opta por estas certificaciones es porque son un requisito para el siguiente nivel.

El valor de ITIL Expert

Yo soy ITIL Expert, por lo que puedo hablar con propiedad sobre este nivel. Básicamente un ITIL Expert es alguien que ha acumulado los puntos suficientes de certificaciones ITIL Intermediate y ha hecho un curso extra (Managing Across the Lifecycle) para que le den el cromo del ITIL Expert. La gran diferencia del ITIL Expert y de los Intermediate es que certificas un conocimiento profundo de ITIL en todo.

La contra principal es que, como en el fondo es un conjunto de ITIL Intermediates, aplican los mismos criterios. No se exige experiencia y no se certifica la misma. Sólo se certifica conocimiento. Por eso una certificación en ITIL Expert vale de poco si no se acompaña de experiencia.

La otra contra es que poca gente conoce la diferencia entre un ITIL Expert y un ITIL Foundation. ITIL Foundation se obtiene en una semana. ITIL Expert son varios meses. En esfuerzo para obtenerla, yo lo equiparo a un PMP. ¿Para que tanto esfuerzo si luego los seleccionadores no saben diferenciarlo? Es triste pero es así. Así, yo con mi ITIL Expert, difícilmente paso de un “certificado en ITIL”, como los miles de personas que tienen el Foundation.

El valor de ITIL Master

Esta es la primera certificación que exige experiencia. ¡Pero qué experiencia! Te piden 5 años de experiencia en puestos de alta gestión en TI y luego un proceso que sólo los que han pasado por él tienen claro. De hecho ni los de Axelos (la entidad que controla la certificación) lo tienen muy claro.

ITIL Master sí que demuestra que eres especial. Pero volvemos a lo mismo de antes: ¿Saben eso las empresas? Creo que no. Creo que muy pocos conocen lo exclusivo de este nivel de certificación. Está claro que el currículo de una persona que puede presentarse a este nivel, ya dice lo especial que es. En ese caso ¿de que me sirve este nivel extra?

Conclusiones

Si estás empezando en esto del mundo del soporte o sistemas, no lo dudes: sácate el ITIL Foundations, ponte una medallita más en tu perfil y olvídate del resto de certificaciones, a menos que te la exijan en la organización o un cliente.

About author

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert y va en camino de certificarse como PMP. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en Idiso, empresa de servicios de distribución hotelera, como responsable del equipo de desarrollo web.

14 comments

  1. David Sánchez Ruiz 18 Mayo, 2015 at 12:22 Responder

    Hola Jose Manuel, muy bueno tu debate… yo estoy sacandome la certificación de ITIL EXPERT, y comentar que esta certificación si te vale para puestos de responsable de servicio o service manager de gestión ya sea para trabajar en cliente como en cliente final. Las empresas que estan puestas en ITIL si lo suelen pedir pero claro.. hay otras que como bien dices no saben las diversas certificaciones que hay o no la piden,… eso es lo triste. La de ITIL Master tiene a priori poco sentido porque las empresas te suelen pedir que seas un service manager o itil expert.. en pocos casos he visto que requieran itil master.

    Las de itil intermedio, con sacarte un examen ya subes a ese nivel y vale para como bien dices para posicionarte en un puesto porque te dediques a un proceso en concreto o para ir sumando punto para el expert. En mi caso, me saqué hace tiempo el de diseño del servicio porque soy gestor del proceso de continuidad de servicios de TI.

    • Jose M. Huerta 18 Mayo, 2015 at 13:28 Responder

      David, es cierto que algunas lo piden, sobretodo aquellas que trabajan con la administración pública y ésta lo pide como requisito. Pero yo creo que: si no saben muy bien de qué va: No diferencian un Expert de un Foundations, y si saben de que va, saben que no certifica experiencia, por lo que sólo será un pequeño plus a tu candidatura.
      En cualquier caso, nunca sobra. Siempre es un puntito más que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.
      Un saludo!

  2. Gonzalo Fernandez Mateo 19 Mayo, 2015 at 10:17 Responder

    Tristemente desde la perspectiva, cada vez me doy mas cuenta que tiene razon Jose Manuel, no diferencian entre lo que significa tener un Foundations de un Expert, al final solo ven la palabra ITIL y eso les basta. Ni aprovechan los conocimientos de un Expert, ni les interesa hacerlo.

    Nos enseñan que las empresas apuestan por una mejora continua, por unos conocimientos que les impulsen. Nos enseñan que si no existe un compromiso de la dirección, estamos perdidos. Pero, ¿realmente existe ese compromiso o se suele quedar las mas de las veces en agua de borrajas?

    Veo una y otra vez que la dirección cree, que piensa que las medidas que se puedan tomar son efectivas, pero se confia en promociones internas, en personal poco preparado para tomar esas decisiones, para preparar esos planes de accion. Y no discuto que esos profesionales sean buenos, que conozcan muy bien lo que hacen, pero no conocen ni tienen ese expertise en los conocimientos que se precisan. Por poner un simil, todos sabemos conducir, cualquier tipo de coche, pero ¿si se nos pone a los mandos de un F1?, ¿cuantos no nos saldriamos a la primera curva?. Eso es lo que suele ocurrir, se pone el volante en manos de profesionales que no saben “pilotar”.

    ¿Interesa aun así tener a un piloto de F1 en plantilla?, ¿no se conforman muchas veces con un conductor avispado?. Asi pasa luego, que esas empresas patinan y se salen a las primeras de cambio o bien que marchan como tortugas, conduciendo un coche que podria ir mucho mas rapido.

    Sigo esperando un volante….

  3. Emilio Ramirez 20 Mayo, 2015 at 00:10 Responder

    Creo que el problema está mal enfocado… que las empresas no distingan entre un profesional certificado en Fundamentos, en algun Intermedio o como ITIL Expert, no quiere decir que dichas certificaciones tengan mayor o menor valor.

    “Los pájaros que nacen en jaula, creen que volar es una enfermedad…”

    Como profesional de ITSM certificado, yo JAMAS trabajaría para una empresa que no tiene claro el valor de las certificaciones, y no tendría problema alguno en explicar al profesional de RH la diferencia.

    • Antonio Villanueva 20 Mayo, 2015 at 00:25 Responder

      Salvo que el “profesional” de RRHH suele ser un chico/a joven, sin o poca experiencia que lo ponen a evaluar perfiles técnicos o de consultoría de alto nivel y el/la pobre no tiene ni idea pero se siente como “dios” puede decidir sobre la “vida/muerte” de un profesional (esta vez de verdad) y que incluso podría ser su padre…

      No olvides el comentario de Jose Manuel…el principio de peter…los responsables de esos “profesionales” de RRHH han llegado al corolario del principio de peter

      • Emilio Ramirez 20 Mayo, 2015 at 00:30 Responder

        …¿y tu quisieras trabajar para una compañia que hace eso?, yo no. Aunque fuera elegido, seguramente el puesto tampoco valdrá la pena.

        Entiendo que algunos comentarios puedan estar originados en malas experiencias con empresas que actuan de esta manera, pero no confundamos: Ante esa situación, la empresa es la que no valora (ni conoce) las certificaciones, pero eso no quiere decir que la certificación en si no tenga valor.

        ¡Vaya!, recordemos que el “valor” es un concepto subjetivo. Un ITIL Expert en una empresa que no sigue mejores prácticas genera menos valor que un técnico no certificado en una empresa itilizada o certificada en ISO 20000.

    • Jose M. Huerta 20 Mayo, 2015 at 01:10 Responder

      Mi punto de vista al respecto es que una certificación no aporta valor a la organización por si misma. Es una demostración de que la persona que la tiene determinadas capacidades, conocimientos o experiencia. Esas capacidades, conocimientos o experiencia son las que aportarán valor.
      Como profesional de TI el valor final de una certificación es su capacidad de demostrar mi valor. Y allí es donde creo que falla esta certificación. Primero porque mucha gente no la entiende. Y segundo porque si la entiendes reconoces que realmente no demuestra mucho. Demuestra que te sabes la teoría. Y sinceramente creo que prefiero un gestor de cambios con varios años de experiencia en el
      Proceso, que sepa lidiar con múltiples interesados, que sepa orientarse a dar valor al negocio y no morir en la burocracia; a uno que se sepa de memoria el libro de transición.
      Pero como digo, es mi punto de vista, que no tiene porque ser cierto, ni ser el único cierto.

      • Emilio Ramirez 20 Mayo, 2015 at 01:23 Responder

        Efectivamente, la certificación pertenece a la persona (People), y si la organización no cuenta con procesos (Processes) ni herramientas adecuadas (Products), no podemos entonces esperar que el resultado sea adecuado.

        Que las personas no la entiendan no debiera ser tan relevante: Mientras el Director de TI ponga todas las piezas en su lugar (People, Processes & Products), para los usuarios receptores de los servicios es lo de menos… el usuario quiere recibir un servicio y punto. Lo que está detras no le interesa.

        Concuerdo 100% que la certificación por si misma no es garantía de que el profesional podrá aportar el valor requerido (conozco un grupo de personas a las que llamo “ITIL Experts de papel”, pero esa es otra historia), y ciertamente la experiencia es muy valiosa (para mi, vale mas la experiencia que el papel),

        Pero todo es según el color del cristal con que se mira… en mi caso, creo que lo ideal es tener un adecuado balance entre certificaciones y experiencia (no nada mas hay que SER, tambien hay que PARECER).

        ¡Saludos!

        • Harold Restrepo 25 Septiembre, 2015 at 18:42 Responder

          Hola! Bueno, me tome un tiempo de leer todos los comentarios y el último (hasta el momento que comente) estoy de acuerdo con Jose M. Huerta, “una certificación no aporta valor a la organización por sí misma” muy válido, esa parte, mucha gente cree tener muy claro los conceptos de ITIL en todo su ciclo de vida y en realidad no es así, en lo personal, tuve la oportunidad de hacer las certificaciones con personal con muchos años de experiencia en el sector de TI lógicamente en la parte de Gestion de servicios, pero en el examen al momento de las certificaciones (intermedio) no fue así, los conceptos que tenían de ITIL eran totalmente diferentes y como es de esperar, al ser líderes o Jefes en algunos de ellos (que no es lo mismo) de las empresas, le dan una mal lineamiento, lo que “podría” llevar a que el objetivo de alinear las áreas de TI con los objetivos estratégicos del negocio no se cumplan o por lo menos no de la mejor practica… Ahora, pienso que esto lleva a que las organizaciones duden del valor que ITIL puede generar al negocio, por lo que esto me lleva a pensar (Opinar) que las certificaciones (por lo menos las de intermedio, que son casos más reales) van de la mano con la Experiencia y son necesarias para confirmar que la experiencia que se tiene “empírica o no” es alineada a las mejores prácticas de ITIL.

Post a new comment

Te puede interesar...

Cinco Formas Fáciles de Motivar

Como gestores de TI, da igual si gestionamos proyectos o servicios, al final somos principalmente gestores de personas, y las personas no son simples herramientas ...