Cinco gestores se fueron de Safari

2

Después de un buen año en ACME, una gran compañía de servicios TI, el CIO invitó a sus gestores a un safari por el desierto. Les prestó su todo-terreno y les recomendó una ruta por el desierto del Sahara.

Después de 50 kilómetros de viaje, se les pinchó una rueda y el coche quedó atrapado en medio de una duna. Justo en ese momento el gestor de incidencias salió corriendo del coche gritando “¡Vamos, vamos, vamos! ¡Hay que arreglarlo cuanto antes!”, le puso un chicle al pinchazo y volvió al coche diciendo “Resuelto, podemos seguir”. El gestor de cambios le dijo “Pero, si sólo nos aguantará unos metros con el chicle”. “No importa, tengo muchos chicles.” le respondió el gestor de incidencias.

Una hora más tarde, 200 metros más lejos y después de quedarse sin chicles, volvieron a estar parados. El gestor de incidencias tenía un ataque de nervios y no podía dejar de mirar su reloj. De repente, el gestor de problemas grito “¡EUREKA! Problema resuelto”. “¿Qué es?” preguntaron todos. El gestor de problemas resolvió “He mirado el modelo de las ruedas y no están diseñadas para el calor de este desierto”. El gestor de incidencias, fuera de sus casillas, le dijo “¿Y? ¿De qué narices nos sirve eso ahora?”. El gestor de problemas le dijo “¡ey! no me presiones. Ya conozco la causa raíz. Ya no tenemos un problema, es un error conocido. La solución temporal ya la has dado tú hace media hora y para arreglarlo hay que cambiar la rueda.”

En ese momento todos se giraron al gestor de cambios. “Ya, ya me imaginaba que tendría que cambiar la rueda. Pero estoy intentando llamar al jefe pero no consigo cobertura. Sin su aprobación no puedo hacer nada.”.

El que peor lo estaba pasando era el gestor de incidencias que le corría un escalofrío por el cuerpo cada vez que el gestor del nivel de servicio repetía el tiempo que estaban parados “¡10 minutos! ¡11 minutos!,…!”. De repente el gestor de incidencias se giró al gestor de entregas y le gritó. “¿Y tú no haces nada? Llevas más de media hora haciendo garabatos en esa libreta y no has hecho nada.”. Le respondió “Tranquilo. Yo he hecho más que todos vosotros juntos. Acabo de finalizar un RFE para que la siguiente versión de la rueda aguante estas temperaturas.”

Al cabo de un rato, todos se giraron hacia el gestor de nivel de servicio, hartos de que repitiese el tiempo que llevaban parados. Con la presión, les dijo “Vale, vale. Probablemente es culpa mía. Mirad, cuando volvamos os invito un café y quedamos en paz.”

About author

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert y va en camino de certificarse como PMP. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en Idiso, empresa de servicios de distribución hotelera, como responsable del equipo de desarrollo web.

2 comments

Post a new comment

Te puede interesar...

Houston, tenemos un problema

¿Qué pasaría si la NASA hubiese externalizado el servicio de soporte a sus misiones Apollo? ¿Cuál podría haber sido la respuesta a la famosa frase ...